Hay muchas situaciones en las que podemos necesitar el uso de válvulas de compuerta, pero para poder elegirlas correctamente es necesario comprender qué son, para qué se pueden usar y qué tipos de ellas existen. Te desvelamos todas las incógnitas en este artículo.

Definición básica de válvula de compuerta

Una válvula de compuerta es una herramienta cuya función es elevar o abrir una compuerta o cuchilla para permitir el paso de fluidos. Estas compuertas o cuchillas pueden ser redondas o rectangulares. Cuentan con un sello que se logra mediante la colocación de un disco en dos áreas distribuidas. Las caras de éste pueden ser paralelas o tener forma de cuña.

Cómo funciona una válvula de compuerta

La compuerta generalmente está cerrada. Cuando la válvula está abierta, la compuerta se coloca en el sobrante de la válvula lo que deja una abertura del mismo tamaño de la tubería en la que está instalada, aunque hay válvulas de paso completo y paso restringido.

¿En qué casos se utiliza una válvula de compuerta?

Por normal general, las válvulas de compuerta se utilizan cuando se precisa que haya un caudal rectilíneo o una restricción mínima del paso de éste.

¿Qué tipos de válvulas de compuerta existen?

Se suelen clasificar en válvulas con vástago ascendente y no ascendente. Las primeras se utilizan cuando es importante conocer rápidamente el estado de la misma, es decir, si está abierta o cerrada en caso de que el vástago y la compuerta se puedan dañar debido a los fluidos contaminantes o corrosivos que pasen por ella.

Ventajas de utilizar válvulas de compuerta

Una de las cosas que es importante destacar de las válvulas de compuerta es que ofrecen mayor capacidad que otras opciones. Aparte de esto son herramientas muy económicas si se compara la relación de beneficios que ofrecen. Son fáciles de manejar debido a que su diseño y funcionamiento han sido ideados para esto mismo.

En resumen, las válvulas de compuerta:

  • Tienen una alta capacidad
  • Disponen de un cierre hermético muy eficiente
  • Son económicas
  • Ofrecen un funcionamiento muy sencillo
  • Ofrecen poca resistencia a la circulación

Desventajas del uso de válvulas de compuerta o en qué situaciones no es conveniente usarlas

No es recomendable el uso de válvulas de compuerta cuando nuestro propósito es el del estrangulamiento. Tampoco cuando necesitamos un flujo de agua muy fácil de manejar ni cuando nuestra intención es tener una herramienta de regulación.

De forma resumida, las principales desventajas son:

  • No son eficientes controlando la circulación
  • Producen cavitación con baja caída de la presión
  • Debe estar abierta o cerrada completamente
  • Se requiere bastante fuerza para accionarla
  • No deben usarse para propósitos de estrangulación

Si ya tienes claro que las válvulas de compuerta son exactamente lo que necesitas, ahora todo lo que necesitas es acceder a un buen catálogo, completo, de calidad y económico en el que valorar las distintas opciones que tienes a tu disposición. Accede a nuestra lista de propuestas aquí.

Qué son las válvulas de compuerta y cómo elegirlas correctamente
Danos tu opinión