Los sumideros son necesarios en viviendas, edificios, centros comerciales, calles, etc. Sirven para evacuar el agua y evitar así inundaciones. Funciona de manera similar a una válvula, aunque los sumideros tienen mayor capacidad para asimilar líquido. La elección de un tipo de sumidero u otro dependerá de muchos aspectos.

Uno de los factores de los que depende la elección de sumidero es la capacidad del desagüe al que va conectado ya que, lógicamente, el agua que pase por el sumidero tiene que ser trasladada a un sistema para su liberación. Por ejemplo, los sumideros para piscinas y terrazas suelen tener un tamaño de unos 50 milímetros en adelante.

Tipos de sumideros

Principalmente existen dos tipos de sumideros: los que tienen sifón y lo que no lo tienen. Los sumideros con sifón se suelen utilizar cuando no haya instalado ya uno en el lugar en el que se va a colocar. Sucede lo contrario con el sumidero simple o sin sifón.

La principal función que tiene el sifón es la de disipar los malos olores, precisamente por eso es por lo que en las terrazas o en espacios al aire libre no se requiere el uso de sumideros con sifón: los malos olores se ventilan por sí mismos.

Ahora bien, ambos tipos de sumideros se pueden adquirir con dos formas: horizontal o vertical. Esta elección se hace en base a las necesidades específicas que tenga tu desagüe.

Hay una gran variedad de diámetros en los que se puede conseguir un sumidero: 40, 50, 75, 90, 110 o 128 milímetros de diámetro de salida. Estas medidas se escogen, no solo en función del desagüe, sino también del caudal de agua con el que se espere que se enfrente.

Características especiales de los sumideros

Otra cosa que hay que tener en cuenta de los sumideros es que son regulables en altura lo que se consigue gracias al tubo cilíndrico extensible que forma parte de él. Los hay de distintos tamaños, pero todos se pueden recortar con un cúter para adaptarlos a la medida que se desea.

La instalación de un sumidero es muy sencilla y no se requieren conocimientos especiales para su colocación. Los materiales que se necesitan son cola para conectar la salida del sumidero a la tubería de desagüe y tela impermeabilizante para evitar que el agua pueda llegar a estropear los materiales de construcción con el tiempo.

Para aquellos que estén interesados, existen sumideros antivandálicos que se pueden instalar en lugares públicos, con distintos aspectos estéticos para ajustarse a la decoración del ambiente y también sumideros específicos para suelos con revestimiento de vinilo que cuentan con tratamientos antideslizantes y una estética especial que les permite encajar con todo tipo de superficies.

Propuestas de sumideros de calidad adaptados a distintos tipos de necesidades

Grupo Almagromur cuenta con una amplia propuesta de sumideros de distintos tamaños, formas y presentaciones, adaptados a distintas necesidades, todas realizadas con materiales de primera calidad y a precios muy competitivos. Puedes ver el listado completo aquí.

 

Cómo elegir el sumidero adecuado
Danos tu opinión